viernes, marzo 03, 2006

La crítica sólo significa una cosa, que estamos haciendo las cosas bien

Columna
Desde las Letras de la Pelota.
Por Andrés López.

Bueno, agradeciendo la cantidad de mensajes de apoyo, y cosas bonitas que la gente manda a la página de la obra, pues hay que establecer el diálogo, siento que ello no haya sucedido antes, pero, créanme: no he parado.
También es prudente realizar respuestas que permitan aclarar cualquier duda acerca de mi trabajo, y todo aquello que ha sucedido en los últimos días, el voz a voz tiene a ser confuso y la palabra escrita confirma las cosas. Así que bueno, inauguro este recinto para el que quiera pues lo aproveche. Y respondo a inquietudes básicas.

1. Proyecto siguiente:
¿Con qué voy a salir después de La Pelota de Letras?.
Pues muy sencillo, mientras la gente quiera verme parado en un escenario pues es mi deber hacerlo, uds. son mis jefes y los teatros siguen llenos. En la actualidad está la temporada en La Castellana, de Jueves a Domingo, y mi recomendación es aprovechar los inicios de temporada para comprar boletas antes de que sea tarde, estaré pronto en otras ciudades del país, donde se me necesite, es mi deber ir. Apenas tenga un tiempo adicional revelaré mis espectáculos siguientes, los cuales ya están escritos, muy pronto habrá mucha actividad creativa en varios medios, pues mi único
pincel no son las tablas de un teatro, también se hace radio, televisión, libros, cosas,… de todo, trabajo 16 horas diarias, 7 días a la semana, pues los sueños son simplemente actos para asumir responsabilidad.

2. Con respecto a Volar con la Fuerza Aérea de
Colombia.
En ningún momento pasó algo malo, mis amigos de la Fuerza Aérea me invitaron a celebrar mi cumpleaños porque a las Fuerzas Armadas de Colombia les regalé mi show para que solucionaran cualquier aspecto que quisieran; lo que fuera para mejorar su nivel de vida.
Se habían recogido más de 130 millones de pesos para la Acción Social de todas las Fuerzas Militares de Colombia y también para la Policía Nacional.
Por qué lo hago, porque es mi deber hacerlo. Porque cada colombiano debe apoyar a sus instituciones, porque nosotros las pusimos ahí, porque yo parto de una premisa fundamental "los seres humanos son buenos, todos". Y la verdad poco o nada me importa el HIPERCRITICISMO que está llenando de sangre la patria.
Con la crítica no se saca nada, sólo caos y confusión, la crítica es un síntoma de falta de control, de que a ciertas personas se les sale de las manos el simple acto de "ser honestos". A ciertas personas les incumbe más hablar mal de la gente, que empezar a ver que está mal en el propio corazón. Qué fácil es decir: "Yo no pago impuestos porque para qué financiar a los corruptos o a la guerra", sin saber que el que haya guerra o corruptos es porque nosotros mismos los creamos. Nosotros hicimos de este país lo que es, y estamos llamados a cambiarlo, pero no a punta de hablar mal de la gente, sino a punta de comprensión, de pura comunicación con el otro, de tolerancia activa. El Hipercriticismo es síntoma de nuestra falta de introspección, de admitir con valentía y honestidad las cosas destructivas que hemos hecho en nuestras vidas. Yo no estoy de acuerdo con las guerras, entonces tengo que hacer algo al respecto, y la única manera de hacerlo es ayudando, llevando felicidad a quienes la sufren día a día, para que cuando pase la guerra, las heridas sanen rápidamente y podamos hacer algo con nuestro futuro.
Ya todo lo malo de la humanidad, ya se probó que no funciona, así que lo único que debemos hacer, es recuperar lo que somos: es decir: ser buenos.
Lo que pasó con respecto a mi vuelo con la Fuerza Aérea, no fue un acto contra la ética, pues no le costó a la nación un solo centavo, pues yo ocupé asientos vacíos de máquinas que tenían que hacer lo que tenían que hacer. Los soldados de la Fuerza Aérea me mostraron su realidad de frente, (esa era la intención) lo que les toca todos los días, y eso que sólo era un entrenamiento, yo no me imagino la guerra.
Viví 4 veces la gravedad de la tierra en cinco oportunidades, me hicieron sentir orgulloso de ellos, que gente tan valiosa, que sacrifica su vida para que a ti te llegue la luz, te llegue el agua, para que puedas seguir vivo, en otras palabras, para que todo ese tiempo libre que te queda gracias a ellos, lo puedas invertir en pensar positivo en la patria y hacer algo al respecto. Todos podemos ayudar. Ellos me agradecieron aprovechando un lugar vacío que no le hacía daño a nadie, el daño está en los ojos del que ve.
Pues así sucedió, un resentido contra una institución que traicionó, trató de meter el escándalo por donde quiso, y un grupo de periodistas cayeron en el acto más ingenuo de todos: creerle a unas lágrimas llenas de necesidad de venganza.
¿Quien salió perdiendo?, el que confundió las cosas y en vez de hacer patria se dedicó a tratar de dañar a personas de buena voluntad.
Hay una sola Constitución de Colombia, hay una sola República de Colombia, y es la de todos, así que no sólo hay que ayudar a los soldados heridos, también a los soldados que uno no sabe si puedan terminar mal cuando las cosas no funcionen. No me lograron detener aquellos que no querían que yo hiciera mi trabajo y nunca lo lograrán, me dieron más coraje para seguir haciéndolo. Recuerden aquella frase: "Por sus obras los conoceréis".
Así que mi felicitación a todos los soldados de Colombia, a esas mujeres y hombres que nos hacen la Colombia vivible, los voy a seguir apoyando para que sean felices y algún día se acabe la guerra, la próxima vez no les voy a aceptar ni un tinto, para no reestimular a algún hipercrítico que crea que el periodismo se hace sentado como un cadáver frente a Internet, uno va a la fuente, uno conoce, uno mira las cosas como son.

3. Con respecto al artículo sobre Cienciología en el
periódico El Catolicismo.

Bien, soy Cienciólogo, pero Cienciología no es un dogma, cualquier persona de cualquier creencia puede obtener datos que le mejoren su vida en cualquier área, asumiendo responsabilidad por sus semejantes y su entorno. Cienciología, es una filosofía religiosa aplicada, no está en contra de El Catolicismo, tengo intacta mi fe, gracias por la preocupación del señor teólogo.
La verdad no sabía que mi obra fuera tan ofensiva como dice el señor; que le digo "larvas" a las nuevas generaciones, eso no es cierto, la referencia es de frente: todos somos de la Generación de la Guayaba, a todos nos corresponde contener los efectos dañinos del pasado para que las nuevas generaciones sean felices.
Además decirle "mosca" a alguien, es decirle "esté atento": "Hey! Mosca!", como lo cita un comediante amigo mío Julio Escallón. Adicionalmente, si no existieran las moscas, no existiríamos, los insectos no son plagas, somos los humanos con nuestra basura y nuestra inconciencia los que hacemos que un insecto se vuelva plaga, la ofensa sólo está en los ojos del que la ve.
Eso para aclararle a las generaciones modernas, que antes de cualquier cosa los admiro, y sobre todo les admiro su auto-determinismo, porque los jóvenes modernos y los niños y niñas nos superan en eso: tienen intacto su auto-determinismo.
En la Obra la Pelota de Letras no hay nada oculto, todo lo digo de frente porque si no, no sería divertida, es una obra con toda la sinceridad del caso, y la verdad me la pasé trabajando 15 años de mi vida para que fuera lo que es, no nació de la noche a la mañana, me tocó de todo, desde copietas, plagiadores, serpientes, sanguijuelas, envidiosos, piratas, y hasta críticos.
Y no me he detenido. Nada me detendrá.
Así que tengo que agradecer a quien me dio los datos estables para mejorar como artista, si no lo hiciera pecaría de desagradecido, de soberbio, de creído. Es decir, cómo no agradecerle a mi mamá, mi familia, a mis amigos, y como no agradecerle a Cienciología que con su curso "Manual Básico de Estudio" me hizo recuperar mis habilidades intelectuales que creía perdidas, y ni que decir de todo lo demás que he conocido.
En los años mozos del nazismo en Alemania, Hitler y sus secuaces no podían creer que la Teoría de la Relatividad hubiese sido planteada y descubierta por Albert Einstein, un judío, así que la SS contrató a los mejores físicos de Alemania para tratar de refutar la mentada teoría de Einstein, sin lograrlo. Se publicaron tratados enormes para atacar la Relatividad, todo por qué: porque Albert Einstein era judío. Quien no conoce la historia está condenado, quién no reconoce los errores del pasado, sencillamente fracasará. Eso habla directo de Dianética, reconocer la memoria, quien tiene la memoria a su disposición triunfa.
El camino no es invalidando al otro, la obra es buena y divierte a la gente, y punto, no me quebré el trasero para salir con una babosada, y tengo derecho a creer en lo que quiera, como lo quiera, amo a Jesús, valido toda creencia, y mi búsqueda intelectual y espiritual empezó a los 7 años, tengo conciencia y eso no me lo puede quitar nadie.
Sólo veamos anécdotas como las de Galileo Galilei.
"Pero que la tierra se mueve, se mueve".
Anécdotas como las de Galileo y Einstein se repiten en la actualidad por la falta de consciencia, por la falta de tolerancia activa, no porque haya religiones teocentristas o homocentristas. Existe una proclamación universal de los Derechos Humanos, y no respetar las creencias religiosas de los demás es parte de algo que la humanidad ya probó que no funciona: la polémica.
No existe raza superior, y en cuanto a verdades absolutas, pues el ser humano y la búsqueda de la comprensión abarcan muchos temas, muchas cosas, y es una aventura que todos estamos llamados a asumir. Los grandes profetas de la humanidad, Dios mismo bajo sus diferentes nombres y culturas nos ha mostrado caminos válidos para convivir y amarnos, pero que hacemos a cambio, el peor error: echarle la culpa al otro, en vez de vernos como unos seres cuya responsabilidad ante la vida empieza de adentro para afuera, ocupando toda área. "Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio".
Se la pongo fácil para el que quiera: Cienciología no le está robando clientela a nadie, así que fresquéense. Cienciología no es un sistema de mercadeo piramidal, ni una venta por catálogo. No creí que existiera una persona capaz de ver La Pelota de Letras con la única intención de ver que malo podría encontrar en mi obra por el sólo hecho de ser Cienciólogo, cuando gente hasta en Japón la ha visto y la ha felicitado, no lo esperaba de un ser humano, menos de un compatriota.
Yo no le debo Cienciología a nadie. El que quiera hacer la vuelta, ahí está el camino que cada cual decida recorrer. Lo que es verdad para ti, es lo que es verdad. Y te deseo mucha suerte en el camino que decidas recorrer.
Sin embargo parto del mismo principio: Todos somos buenos, y estamos obligados a volver a reconocerlo, "ser bueno es lo único que tienes que ser".
"Cienciología no es algo para creer es algo para hacer".
"A Cienciología la critican simplemente por una razón, porque funciona, si no funcionara nadie diría nada de ella". L. Ronald Hubbard.

3 Comments:

At 11:46 p. m., Anonymous Mariana Cantillo said...

No quiero escribir mucho pues no quiero sonar tonta después de semejante éscrito de Andrés. Sólo quiero decirte que eres una persona increíble, que muchos estamos contigo 100% aunque no seamos seguidores de la Cienciología y te mereces el vuelo de la FAC y miles de cosas más.
Mariana, Generación Y. Nueva York

 
At 2:28 p. m., Anonymous Anónimo said...

Muy bien por esos mensajes tan positivos que nos infundes a todos los colombianos desde tu pagina, eres un ejemplo a seguir por cada hombre, mujer y niño en nuestro pais. Y continua asi.

Gracias

O.O.
Bogota

 
At 10:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

Estimado Andrés.

Primero que todo, mil felicitaciones por su magnífico trabajo, no sólo el 'stand up comedy' sino su labor altruista que ayuda enormemente a despertar conciencias.

Si tiene conocimiento al respecto, me gustaría saber su opinión sobre "El Grupo Elron" (www.grupoelron.org) quienes dicen estar en contacto con el espíritu de Ron Hubbard y que por eso han podido mejorar la técnica de auditación dianética.

Muchas gracias.

 

Publicar un comentario

<< Home