miércoles, noviembre 01, 2006

Mi reflexión sobre entrevista de Yamid Amat a Elsa L Arango donde se concluye que “A un niño deprimido hay que recetarle medicamentos"



Carta con referencia a la Entrevista de Yamid Amat a Elsa Lucía Arango del domingo, 06 de agosto de 2006. La entrevista está en: http://www.yamidamat.com.co/Contenido/contenido.asp?Entrevista=222

Por Andrés López.

Lamento mucho la conclusión pseudo-científica de la doctora Arango, “A un niño deprimido hay que recetarle medicamentos" (EL TIEMPO domingo 06 de Agosto 2006). Quiero informarle a la comunidad colombiana que no hay tal epidemia de suicidios y que la verdad tampoco existe una droga que cure la depresión. Es más, determinar que a un niño o niña se le debe dar una droga psiquiátrica o narcótica derrumba inmediatamente cualquier posición académica, los seres humanos no creamos una civilización para terminar drogando a la gente con sustancias más poderosas y adictivas que la cocaína pura, pues así son todas las drogas “antidepresivas”. Además: no existe prueba que haga relación entre condiciones genéticas, disposición mental: tal conclusión es peligrosa y va en contra de los derechos humanos.

Adjunto material que confirma una vez más que no existe un estudio formal que pruebe existencia alguna de epidemias suicidas y que detrás de toda advertencia al respecto hay una intención de drogar a comunidades para obtener beneficios económicos a expensas de la salud pública. En otras palabras: la psiquiatría no ha descubierto por qué la gente se suicida, no tiene cómo medir si hay epidemias o no, y tampoco posee una cura o tratamiento para tal condición. Es más, lo único que sabemos hasta ahora es eso: la gente se suicida y punto, que es duro: sí, que existe una manera de controlarlo bajo drogas: NO. Que existe un test o examen de sangre o radiografía que muestre la tendencia al suicidio: Definitivamente NO.

No existe tampoco una píldora para el estudio, y tampoco para salir del aburrimiento o la tristeza. En otras palabras me aúno a la voz del doctor Fred Baughman escritor del libro “The ADHD Fraud” donde afirma desde la misma portada del libro: “Cómo la psiquiatría fabrica pacientes a partir de niños normales”. POR FAVOR PAREN EL NEGOCIO CON LA SALUD MENTAL INFANTIL.

Colombianos y colombianas, hago la siguiente advertencia: La enfermedad catalogada como síndrome de desatención e hiperactividad ADHD no existe, es una enfermedad inventada con el único propósito de hacer dinero por encima de la ética médica.

La señora Elsa Arango hace una afirmación irresponsable, es más, las drogas narcóticas, psiquiátricas tanto legales como ilegales CAUSAN QUE LA GENTE SE SUICIDE. (Incluso sólo lean el recuadro de contraindicaciones de cualquier medicamento como Zoloft, Xanax, Paxil, Ritalin, Prozac, Litio, etc. Etc. Etc. TODOS CONTIENEN LA ADVERTENCIA CLARA DE QUE EL REMEDIO ES PEOR QUE LA ENFERMEDAD) Y le tengo malas noticias al público colombiano: Los niños y niñas de nuestra patria están empezando a traficar con drogas psiquiátricas. Los padres de familia se dejaron meter el cuento en los colegios de la existencia de enfermedades mentales que no existen y empezaron a inducir a sus hijos en las drogas bajo el amparo incluso de psicólogos los cuales no pueden prescribir. Se volvieron adictos: el sueño de toda industria farmacéutica legal o ilegal. Se confirma otra vez la frase: “La droga psiquiátrica de hoy es el narcotráfico de mañana”.

Hago esta advertencia a un país que sabe las consecuencias de esto y le doy un consejo al presidente Alvaro Uribe: cambie por favor, urgente: de médico. No quiero ver a Jerónimo o a Tomás siendo catalogados con un “test” como personas depresivas y luego teniendo tendencias destructivas, es más presidente su salud es parte de la seguridad nacional. Recordemos la historia cuando George Washington murió en manos del fundador de la psiquiatría americana porque según la teoría de Benjamín Rush: “los males mentales son debido a un exceso de sangre irrigando el cerebro”, el padre de la patria norteamericano murió asesinado, desangrándose en su cama en manos del padre de la psiquiatría. Que no le pase a nadie de nuevo.

Recordemos advertencias similares en los 70’s cuando estaba naciendo el narcotráfico en Colombia, ¿qué pensaría de todo esto Guillermo Cano o Luís Carlos Galán? ¿Ciertos colegios de Colombia están preparados para aguantar las demandas que se vendrán encima debido a malos consejos médicos? El juego está servido: Abogados, ¿quieren volverse millonarios fácilmente?, busquen a los padres de niños y niñas que han sido drogados, vean los efectos que ello a producido en esas familias y saquen sus conclusiones, busquen y encontrarán muchísimos pacientes que han sido abusados como consecuencias de estas supuestas “posiciones académicas” de “prestigiosos doctores”. Es muy fácil en la actualidad ponerse una bata blanca, poner un diploma en la pared, tener buenas relaciones públicas e inventarse enfermedades. Los pacientes siempre te van a creer. (Es más: ¿sabías que por tomar café tienes un desorden mental?)

Andrés López
Miembro de la Comisión Ciudadana de los Derechos Humanos: http://www.cchr.org/
http://www.lapelotadeletras.com/

Bibliografía:
“No More ADHD” Dr. Mary Ann Block
“The ADHD Fraud” Dr. Fred Baughman
“Cloning of the American Mind” B.K. Eakman
“The Wildest Colts Make the Best Horses” Dr. John Breeding
“Mad in America” Robert Whitaker
“The Manufacture of Madness” Thomas Szasz
“Psychiatry: The Men Behind Hitler” Citizen Commission on Human Rights
“The Myth of Mental Illness”. Thomas S. Szasz. M.D.
“Psyched Out” Kelly Patricia O'Meara
“Psychiatry: The Ultimate Betrayal”. Bruce Wiseman.
“The Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM)”, Publicado por The American Psychiatric Association.

Adjuntos:


No Suicide Epidemic Exists
Tampa Tribune
By Ken Kramer
Dec 31, 2005

Certainly any parent suffers a heavy burden of grief over the loss of a child, and our hearts go out to any family that suffers such a tragedy, including the Dungy family.

However, your brief editorial ("The Shared Tragedy Of Teen Suicide," Dec. 23) contained false and misleading statements such as "No family is immune from this epidemic." In fact, the recent suicide hysteria is only the marketing strategy of the "suicide prevention" industry.

It is rare that a child commits suicide. In Florida over the last five years, the number has been approximately 50 per year out of millions of youngsters 18 and under, according to reports obtained from Florida medical examiners. Suicides generally have been on the decline since 1987.

The rate of suicide for 19 years of age and younger, which peaked in 1988, is less now than in 1981.

Your editorial characterizing teen suicide as a "growing epidemic" is flat wrong, alarmist and, frankly, concerning. You are acting as a mouthpiece for the psycho-pharmaceutical complex that wants to see as many children consuming its drugs as possible.

Your editorial states, "TeenScreen reports that in nearly two-thirds of suicides, the victims exhibited symptoms of depression for more than a year before their deaths." The fact is that in Florida, the majority had already been "treated."

I am familiar with this subject, as I have obtained, perused and analyzed every autopsy, toxicology and law enforcement report on every single suicide 18 and under in the state of Florida for the last five years.

The true story is that the majority had been on psychotropic drugs or had already received psychiatric treatment, which is completely consistent with the flood of FDA and international warnings that these drugs can create suicidal ideation.

TeenScreen admits that a percentage of the kids it screens will wind up on these same psychotropic drugs. In fact, a survey of recently trained child psychiatrists found that treatment for nine out of 10 children consisted of drugging.

TeenScreen was wisely denied entry into the Pinellas and Hillsborough County school districts.

There is no epidemic of suicide in young people. But your promoting that such exists in itself causes hysteria in society.

Please, have some respect for those who are grieving by offering thoughtful solutions rather than a pat editorial not based on facts.

EDITOR'S NOTE: The Tribune published a statement Wednesday correcting the editorial's use of the term "growing epidemic" of teen suicides.


About antidepressants linked with suicide:

See video here: http://mms.tveyes.com/ExpandGuest.asp?ln=140891 (it may take a moment to open depending on your internet connection - press the Play button in the middle)


Fox News -- The Big Story with John Gibson

FNC 10/04/06 17:17:42: tragedies like this one in Pennsylvania and in Colorado last week seem to be inexplicable, but listen to this. more often than not, antidepressants are involved. they found antidepressants in Duane Morrison’s jeep. And we know that the FDA warned doctors that antidepressants can cause both suicidal and homicidal thoughts. In 2002 Douglas Kennedy was the first to expose the link between antidepressants and violence, a report that sparked congressional hears and he's here with us now.
Four years ago we showed that seven out of the 12 previous school shooters were either on anti-depress acts or withdrawing from antidepressants. and since then the trend has continued with 16-year-old Jeff wise who snapped while on Prozac, killing nine people and wounding five at his high school in red lake, Minnesota. And moments ago i spoke with Sheila Matthews of ablechild.org, trying to get congress to protect schoolchildren from this kind of violence. so what do you want congress to do here?
I want an investigation into the correlation between the psychiatric drugs and the school shooters. I want toxicity screening done on the school shooters to see if they were on any antidepressants because clearly there's a link.
When you had a relative who had a bad time on antidepressants. Describe that to me. My brother-in-law committed suicide while withdrawing from antidepressants, and totally out of character, a loving man, we miss him dearly and we want to prevent this from happening. You run into lots of stories like that? That’s right. Describe some of those. Well, as a founder of the able child, victims come to us all the time, their children are committing suicide on these drugs and we're very concerned. it's a public health issue. Now lots of new studies show antidepressants, not only do they not prevent suicide, they actually cause suicide and violence. That’s correct. Why are so many people still taking them? Because the evidence is not being broadcast and i think that it's time with all of...

10 Comments:

At 10:38 p. m., Anonymous Liliana Jaramillo said...

Andres, soy de la generacion y, antes de La Pelota de Letras mi familia era muy amargada, yo me queria largar de esta casa y no entendia a mis papas y menos ellos me entendian.
Creo que sin la pelota nuestra salud emocional y mental seria un cahos.
No e leido tu articulo completo, muy largo, pero lei el de la señora disque doctora, que verguensa.
Creo que me salvaste de caer en medicina para deprimidos desde antes, ahora entiendo para donde va tu tarea con nosotros.
GRACIAS GRACIAS GRACIAS
Se te quiere papitoooo
No dejes así

 
At 6:54 a. m., Anonymous jairoo said...

me da escalofrio escuchar a esa señora, lo terrible es que muchos niños están en manos de "profesionales" como esa...

 
At 8:31 a. m., Blogger Hernando Alberto Bernal Z. said...

El término “hiperactividad” es hoy tan popular que casi cualquier conducta extravagante de un niño lo hace merecedor del nombre de hiperactivo. Este término, promovido por el prestigio y autoridad del discurso médico, parece sustituir los de necedad, inquietud, mala educación, desobediencia, etc. ¿No se trata acaso de niños a los que les ha faltado la transmisión de un orden y una disciplina en el hogar?
En el DSM IV libro de la psiquiatría oficial de los Estados Unidos dice que el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, conocido anteriormente con el nombre de Disfunción Cerebral Mínima, define una falta de atención con comportamientos perturbadores, los cuales interfieren “la actividad social, académica o laboral” (DSMIV). También describe niños con “baja tolerancia a la frustración, arrebatos emocionales, autoritarismo, testarudez, insistencia excesiva en que se satisfagan sus peticiones, etc.” (DSMIV).
La prueba, el diagnóstico y la medicación, suelen estar en manos del neurólogo, pero paradójicamente no hay un compromiso orgánico demostrado, tal como lo expresa el mismo DSMIV: “Esta entidad clínica descarta toda base orgánica, no hay pruebas de laboratorio que hayan sido establecidas como diagnósticas en la evaluación clínica del trastorno por déficit”, es decir que no hay un daño neurológico. A lo anterior se suma el abuso que hay en el empleo del medicamento llamado Ritalina.
Antes de llevar a un niño inquieto donde el neurólogo y recurrir a un tratamiento farmacológico, habría que preguntarse cómo han contribuido los padres para que su hijo haya llegado a ser como es y en qué han fallado como pareja en la transmisión de un respeto por la norma y su autoridad como papás. Tampoco se debe excluir la responsabilidad de estos pequeños perturbadores en lo que les sucede por el hecho de que sean menores de edad. No se puede caer en el error de disculpar las conductas indeseables de un hijo porque haya sido diagnosticado como hiperactivo.

 
At 5:17 p. m., Blogger Alicia said...

Pues mi visión particular del asunto, es que el tema debe mirarse lejos de las pasiones, yo creo firmemente que si las drogas psiquiatricas existen es porque algún uso tienen, creo que son convenientes para personas que de verdad padecen enfermedades mentales como lo son la esquizofrenia o el trastorno bipolar, pero aquellos leves estadios como la depresión o la hiperactividad no requieren tal tratamiento.
Me parece que su postura es clara y no cae en el fanatismo, creo que con claridad expone su punto y no comparto para nada las duras críticas que lanzaron en su contra los personajes de la W.

 
At 7:21 p. m., Blogger Veroquito said...

Andrés, eres un ser con mucha luz y es bello que la compartas. Es un hecho que el índice de enfermedades iatrogénicas (causadas por el médico) es escalofriante, sin embargo, no ocurre únicamente en la rama psiquiátrica. Los antibióticos, por ejemplo, son una de las mayores causas de muerte por enfermedades infecciosas. Es importante que el mensaje que estás dando (¡bravo!) llegue de una manera clara, pero sobre todo, vinculante a todas las aristas del problema. Tu audiencia te quiere, te cree y te sonríe, qué bella oportunidad tienes de señalarles la verdad. Te envío un abrazo cálido y sentido desde Ecuador,

Verónica

 
At 12:46 p. m., Anonymous Anónimo said...

hola , bueno pues tengo 14 años soy de bogota colombia y me han diagnosticado medicamentos psiquiatricos disque por deprecion
y me da miedo tomarme esa cosa yo no creo tener nada de eso :(
gracias ..

 
At 9:28 p. m., Anonymous Anónimo said...

El articulo esta muy bien planteado por andres, esa señora "doctora" aun vive en la edad de piedra !!!alguien por favor que le diga que existe DIANETICA Y CIENCIOLOGIA¡¡¡ gracias...

 
At 8:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

hola andres, no se si estas enterado pero tu que eres padre algo haz de haber escuchado. En armenia el doctor Hernan Jaramillo ha implementado una dieta complementaria para los recien nacidos hasta los 6 meses, me han regalado el libro y pues me he puesto a buscar en internet y oh sorpresa cuando me encuentro que esta señora elsa, es una de las promotoras del programa dieta complementaria para recien nacidos. veo que te interesa mucho debatir estos temas, y espero que te intereses por este.

 
At 10:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Mi nombre es Javier Suárez de Bucaramanga… y por cosas de la vida (historia larga) tuve que esta frente a un psiquiatra examinando mis comportamientos…. Y pues yo encontré la solución a mis problemas en Jesucristo…. Y me dio por comentarle q Jesucristo es un ser que está vivo y se puede sentir…. Y que uno se puede comunicar con el…. (Cualquier cristiano que lea esto lo sabe y lo entiende y sabe que es así)… el psiquiatra llamado Jaider Barros en Bucaramanga coloco que en la historia clínica que yo tenía alucinaciones Táctiles y Auditivas ……… aaaaaaaaa?????? Obvio que Jesucristo se siente es en el corazón y ahí mismo el se comunica con uno…. Jajajajajajajaj para ellos todos necesitamos medicamentos!!!!!!

 
At 6:57 p. m., Blogger Al Divan La Falla said...

Leo el entendimiento de Andres frente a la concepción psiquitríca de enfermedad, y en este y otros artículos, hay una posición, que recuerda los ideales de la antipsiquiatría, pero que aquí resuleve Andres, más allá de la opoción anti y contra, hay aquí una propuesta, de entendimiento y una protesta urgente, un alzar la voz cuando se esta medicando a niños y jóvenes, desde preceptos falsos y efectos desatrosos e irredimibles.

Tras los muros de la institución mental, del tratamiento, del seguimientos a medicamentos y de intervención terapéutica, nadie mira.

Me ha sido inconcebible y, por tanto me he bloqueado siempre, frente a tal exabrupto, observar la persistente arbitrariedad de la ciencia por inmiscuirse en los terrenos simbólicos de la mente, desde su exactitud anatómica, fisiológica o neurológica del cerebro. Ver la trágica similitud en su entender el problema mental con la medieval inquisición, ya que: señala, lease, diagnostica, la anormalidad, lease posesión, y aplica sus propias medicinas, es decir. las medicinas que la inqusición usó y las que la psiqúiatrá seguirá usando.

Estoy completamente de acuerdo con Andres en una larga discusión que esta muy bien planteada, en la que habrá que intervenir y terciar, por tan buen encause de entendimiento.

Puedo dar fe que desde la experiencia de mi práctica como psicólogo, no encuentro un caso de recuperación a base de medicamentos. Por que indefectiblemente, todo tratamiento psiquiátrico se soporta en la psicoterapia, lo grave del asunto es que por lo general los psiquiatras son pésimos terapeuitas, solo el mastro César Constain, sabía entender la naturaleza humana desde la psiquiatría, él nos decia en sus clases en la Universidad Nacional, que la neurosis era una enfermedad mental que a veces se curaba, a pesar del psiquiátra.

 

Publicar un comentario

<< Home